Alternativa

Miradas Individuales e Imágenes Colectivas
Año: 2002

La caída aparatosa de estos personajes, signados por propios y extraños como los de mayor poder en el Perú, trajo consigo el desmoronamiento del régimen fujimorista, de sus redes y tentáculos, de sus maniobras y sus trampas. Las luces de la verdad han hecho visibles las miserias de un poder que pretendió ser insustituible, indiscutible y omnipresente. Aunque, en rigor, debamos reconocer que no hemos terminado de apreciar la profundidad y las secuelas que nos deja como saldo esta década de autoritarismo gubernamental, mesianismo presidencial, intromisión deliberante y comercial de los militares, imperio de los fariseos mediáticos y acomodos al poder desde la cúspide hasta el sótano de la pirámide social. Pero estas luces, a veces ensombrecidas por los entramados y complejos dilemas en el ejercicio del poder político que tienen ante sí los nuevos gobernantes, al menos nos permiten distinguir un presente con la certeza de saber lo que no se debe hacer y nos impone la responsabilidad, a los que nos encontrábamos (oposición política y sociedad civil) en la otra orilla del bien calificado gobierno fujimontesinista, de asumir el reto por edificar de manera concertada bases sólidas de institucionalidad y establecer reglas de juego básicas para hacer legítima y sostenible nuestra democracia y hacer vivible, de manera perdurable y mínimamente gratificante, nuestro país.

 

Este período político tan especial es el que cruza vivencialmente la presente investigación. Nuestros primeros planteos nos remiten a marzo del 2000, cuando se inicia el proyecto apoyado por la Fundación Ford, Consolidación de actores sociales y estatales en concertación para la planificación del desarrollo en el distrito de Independencia. Este proyecto comprendía una parte promocional y otra de investigación. En lo primero, se buscaba promover la articulación entre municipio distrital y las principales organizaciones sociales del distrito, para conjuntamente –considerando las particularidades en intereses y dinámicas de los actores involucrados– arribar a la formulación de un Plan de Desarrollo Distrital y la creación de instancias que garanticen la gestión, ejecución y fiscalización de lo acordado en dicho Plan. En lo segundo, entre las diversas entradas y posibilidades que teníamos entre manos, optamos por analizar las potencialidades y limitaciones de las dirigencias de las principales organizaciones urbano populares, los principales personajes considerados para asumir y sostener los objetivos promocionales. Como suponíamos, ambos compromisos, en las condiciones en que se encontraba el país –y el propio distrito– resultaban bastante complejos y harto difíciles.

Autor

Edith

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *